Área de Cirugía Plástica

Suspensión de Mamas

¡Levanta tus senos!

El busto en la mujer es una parte muy sensual de su cuerpo; sin embargo, por razones de lactancia, edad o por el mismo peso, éste tiende a caerse con el tiempo.  Para evitar esto, existe una gran solución como es la “mastopexia”, una cirugía orientada a levantar los senos, consiguiendo además darles mejor forma o hasta incrementar el volumen de las mismas (vía implantes).

Es una de las cirugías más demandadas por mujeres en nuestro medio, gracias a sus efectos de rejuvenecimiento.

 

Su procedimiento es mediante cirugía con anestesia general, dejando una cicatriz casi imperceptible.  Sus cuidados dependen de las recomendaciones del médico.

Beneficios

Resultados esperados y riesgos

  • La mastopexia o  pexia mamaria tiene como propósito levantar y reafirmar el seno caído (Ptosis), cuya piel ha perdido tono y elasticidad, logrando posicionar los tejidos.

 

  • La pexia mamaria puede practicarse a cualquier edad siempre y cuando la mujer posea buena salud. La mujer no debe estar en proceso de embarazo, ni en etapa de postparto y debe haber alcanzado la madurez de sus mamas.

Los resultados de esta cirugía se verán gradualmente; por ello, cabe comentar que en el primer mes los senos tendrán grados distintos de edema que pueden provocar una asimetría, misma que gradualmente irá cediendo.

 

Para evaluar un resultado quirúrgico en este tipo de cirugía, debe esperar un mínimo de 4 meses, por lo que se sugiere estar en contacto con su cirujano.

La intervención

Cuidados tras la intervención

Depende en cada caso posible (cirugía o implante) de las recomendaciones del médico. Se crea una incisión en la base de la mama, por ahí se elimina la piel sobrante y levanta el busto. Una vez realizado esto, recoloca la areola, y si es muy grande, se aprovecha para darle un retoque estético.

Contraindicaciones

Este procedimiento no está recomendado a mujeres menores de edad, embarazadas o en lactancia. Quienes padecen problemas coronarios, cardíacos, de circulación, coagulación o hipertensión tampoco son candidatas.

Guardar reposo absoluto durante la semana posterior a la cirugía. Al concluir dicho reposo, puede regresar a su rutina cotidiana pero evitando esfuerzos y manejar. Cuando el médico retira el vendaje compresivo, la paciente se puede bañar, teniendo cuidado con la cicatriz.

 

Normalmente, después de 4 semanas, el doctor da el visto bueno para realizar deporte. Se debe evitar el sol y el cigarro para ayudar a la cicatrización. Es muy importante usar el brasier post-quirúrgico durante todo el tiempo que lo indique el cirujano.

UBICACIÓN

Av. Larco 101, CC Caracol, Oficina 1001, Miraflores - Lima.

ATENCIÓN

Lunes a Viernes:

9 am a 5 pm

Sábados: 8 am a 1 pm

Copyrights ©2021: Clínica Vásquez Lapel - Derechos Reservados